top of page

El abuso de laxantes puede dañar tu salud

Cuando alguien nos recomienda un laxante, cuando vemos fibras que anuncian en la tele que prometen hacerte evacuar, prometen muchos beneficios, cuando una amiga te recomienda un laxante porque a su abuelo lo ayudo, tendemos a comprar todo ese tipo de anuncios y recomendaciones, y desafortunadamente lo único que logramos es ir dañando, lenta e inexorablemente nuestro colon.

Recurrir con frecuencia a los laxantes cuando se sufre de estreñimiento puede afectar gravemente la salud, pues el sistema digestivo se acostumbra a depender de factores externos para desempeñarse adecuadamente, como en el caso de los laxantes o suplementos con fibra mal administrados.

De esta manera, las personas, en lugar de permitir la regularización de las evacuaciones con cambios en el estilo de vida, se vuelven estreñidas porque su cuerpo se habitúa a estas sustancias para realizar sus funciones y así comienza un círculo vicioso.

Uno de los principales riesgos no es el estreñimiento crónico en sí, sino los padecimientos que vienen como consecuencia de él en la zona anal y en el colon. El estreñimiento puede causar una Fisura Anal, Enfermedad Hemorroidal, solo por mencionar algunas. Por su parte, en el colon puede causar divertículos.

No te autodiagnostiques, no todo es estreñimiento

Es necesario que un especialista sea quien determine si padece o no de Estreñimiento Crónico para poder determinar el tratamiento más adecuado para cada caso. El manejo de este padecimiento es sencillo. Se basa en una dieta adecuada, ingesta abundante de agua, comer regularmente y hacer ejercicio. También es importante hacer caso al deseo de evacuar y no posponerlo; una vez más, no automedicarse laxantes, pues estos podrían producir daños irreversibles en el colon.

Si ninguna de estas medidas funciona o se presentan cambios súbitos o graduales en la evacuación, se agrega sangrado rectal, dolor o distensión abdominal, acuda inmediatamente con un experto.

Dependiendo de lo que determine el médico, podrían realizarse estudios especiales como:

  • Colon por Enema

  • Rectosigmoidoscopía flexible o colonoscopía

  • Tiempo de tránsito colónico

  • Manometría anorrectal

  • Defecografía

  • Ultrasonido endoanal

No esperes a que el dolor sea insoportable. ¡Atiéndete!

Llama a los teléfonos a pie de página para agendar tu consulta.


Comentarios


Entradas recientes
bottom of page