top of page

Posibles causas de dolor al evacuar

De entre todos los síntomas causados por una enfermedad coloproctológica, el dolor al evacuar es el más frecuente y que más interfiere con el día a día de quien la padece. Puede ir desde un dolor sordo y leve hasta uno punzante con la sensación de “expulsar vidrios”, como han referido varios pacientes.

La verdadera causa del dolor sólo puede ser identificada tras una valoración profesional, pero a manera de guía informativa, mencionamos los padecimientos más comunes que generan este síntoma:

Estreñimiento

Las heces voluminosas y/o endurecidas por falta de hidratación y una dieta baja en fibra someten al colon y al ano a una presión extra que con el tiempo puede causar enfermedad hemorroidal o una fisura anal. Es necesario recordar que la constipación y el estreñimiento no son lo mismo, puedes encontrar más información en la sección Constipación y Estreñimiento Crónico.

Enfermedad hemorroidal

La Enfermedad Hemorroidal es la primera causa de consulta en coloproctología y su tratamiento dependerá del grado de avance de las hemorroides. Usualmente existe dolor después de evacuar, que muchos describen como ardoroso o punzante, el cual puede persistir por minutos y hasta horas. En el 60% de los casos hay sangrado fresco y rojo, cuya cantidad varía y también se siente comezón, o lo que médicamente se llama prurito anal, y una sensación de masa.

Es necesario consultar con un coloproctólogo para que determine si, en efecto, se trata de la Enfermedad Hemorroidal, puesto que los síntomas son iguales que los de la Fisura Anal Crónica.

Clasificación de hemorroides. Foto: tengohemorroides.com

Fisura anal

La Fisura Anal Crónica es una cortada en el margen del ano. Es la segunda causa de consulta en Coloproctología, y provoca mucho dolor a quien lo padece. Puede ocurrir por algo tan simple como una evacuación con esfuerzo, con excremento duro y voluminoso, o también por una diarrea, ya que las evacuaciones líquidas tienen un Ph más ácido, lo que puede macerar la piel del ano y ocasionar la fisura. También surge este padecimiento por abuso sexual, trauma por algún accidente o incluso una cirugía previa cuya cicatrización no fue la adecuada.

Absceso anal o fístula anal

Un Absceso Anal ocurre cuando una glándula sudorípara, cuyo poro está cerrado, acumula secreción y se infecta, causando el Absceso Anal. Los síntomas más comunes son dolor perianal, fiebre, malestar general y sensación de una masa endurada y rojiza en algún punto del ano. Es necesario que sea debridado quirúrgicamente, es decir, que se elimine el tejido muerto, de lo contrario podría avanzar hacia una Fístula Anal.

La Fístula Anal, como consecuencia de un Absceso que no se trató adecuadamente, es la comunicación entre esa glándula que generó el Abceso y el canal anal. Es común que el paciente presente suciedad en el área perianal y molestias al evacuar. Sólo puede corregirse de manera quirúrgica.

Síndromes perirrectales dolorosos

Si sientes ardor, dolor punzante, dolor al evacuar o comezón, sufres de un Síndrome Perirrectal Doloroso y es necesario acudir con el especialista para recibir un diagnóstico y tratamiento oportuno.

La Proctalgia fugax produce dolor anal o rectal por varios segundos o minutos. Este padecimiento puede desaparecer por días o meses, en ausencia de una causa orgánica. Su causa es desconocida pero se asocia a desórdenes gastrointestinales funcionales.

Por su parte, el Síndrome del elevador se refiere a la presencia del dolor rectal crónico o recurrente que puede prolongarse aproximadamente 20 minutos o más, a causa de un espasmo de los músculos que rodean el ano.

Este artículo es meramente informativo. No tenemos facultad para recetar tratamientos ni realizar ningún tipo de diagnóstico a través de la web. Te invitamos a agendar tu consulta con la Dra. Frida Gutiérrez en los teléfonos +52 (33) 3641 · 5399 (Guadalajara) o +52 (81) 8333 6699 (Monterrey) en caso de presentar cualquier condición o malestar.


Comentários


Entradas recientes
bottom of page