top of page

Toxina botulínica contra el dolor


La toxina botulínica es un compuesto utilizado en Coloproctología para tratar diversos padecimientos anorrectales a través de pequeñas inyecciones, entre ellos: anismo, espasmo postquirúrgico, disinergia de los músculos puborrectales y, especialmente, Fisura Anal Crónica.

La Fisura Anal Crónica es una cortada en el margen del ano. Es la segunda causa de consulta en Coloproctología, y provoca mucho dolor a quien lo padece. Entre sus causas más comunes están la evacuación con esfuerzo, la diarrea, un trauma por algún accidente, una cirugía previa cuya cicatrización no fue la adecuada e incluso, algunas prácticas sexuales.

Gracias a su efecto denervante, que desaparece después de cuatro meses, la toxina botulínica detiene los espasmos del esfínter anal, permitiendo la correcta cicatrización de la Fisura Anal Crónica, aun en pacientes diabéticos, con trastornos circulatorios o inmunosuprimidos.

En la actualidad, se está popularizando la aplicación de la toxina botulínica para prevenir la aparición o reaparición de una Fisura Crónica debido a la práctica del sexo anal. Asimismo, algunos pacientes que se han sometido al tratamiento con toxina botulínica han manifestado que notaron mejorías durante dicha práctica.

Soy Médico Especialista en Coloproctología, reconocida mundialmente por implementar el Tratamiento de la Fisura Anal Crónica sin cirugía por medio de la aplicación de la Toxina Botulínica y cuento con la serie más grande de pacientes inyectados en todo México. Si tienes molestias, no dudes en contactarme para atender tu caso. Agenda tu cita en Guadalajara al +52 (33) 3641 5399, o en Monterrey al +52 (81) 8333 6699.


Comentarios


Entradas recientes
bottom of page