top of page

Cómo se tratan las hemorroides


¿Quién no ha escuchado hablar de hemorroides o almorranas en su vida?

Se trata de un padecimiento colorrectal tan común que se presenta en, al menos, un miembro de cada familia mexicana, especialmente si tiene más de 30 años. Sin embargo, muchas personas evitan atenderse por pudor o por temor a la cirugía, siendo que no hay nada “malo” con presentar venas hemorroidales. Lo realmente MALO (así, con mayúsculas) es no tratarlas y vivir con las molestias.

Pensar que todos los casos de hemorroides sólo se pueden curar con cirugía, es irse a los extremos. En realidad, el tratamiento dependerá del tipo de hemorroides que presente el paciente y puede ir desde un simple cambio en la dieta hasta la remoción quirúrgica.

¿Cuáles son los tipos de hemorroides?

Las hemorroides son pequeñas varices que se sitúan en el canal anal. Se producen cuando las venas situadas en la zona baja del recto o en el ano se dilatan excesivamente, debido al estreñimiento crónico, embarazo, factores genéticos, entre otras causas.

Se distinguen tres tipos de hemorroides dependiendo de su ubicación respecto al conducto anal:

Hemorroides internas: En este caso, las venas afectadas se localizan en la zona baja del recto, por encima del ano, y están cubiertas por mucosa. Se distinguen a su vez cuatro subgrupos atendiendo al grado de prolapso (descenso):

o Grado I: se prolapsan hacia el ano, pero no descienden durante la defecación. o Grado II: se prolapsan hacia el ano durante la defecación, pero vuelven a su lugar tras ésta. o Grado III: se prolapsan, no regresan salvo que se las reintroduzca manualmente. o Grado IV: se prolapsan, no regresan ni con reducción manual, o vuelven a prolapsarse inmediatamente tras la reintroducción.

Hemorroides externas: cuando están situadas debajo de la unión del ano con el recto. En esta situación están recubiertas de epitelio anal.

Hemorroides mixtas: si afectan a los dos tipos de venas.

¿Se necesita intervención quirúrgica para curar las hemorroides?

Dependiendo del grado del padecimiento se determinará el tratamiento más adecuado, por medio de una anoscopía. Las Hemorroides pueden ser externas, siendo estas sumamente sensibles; y las internas, que pueden causar sangrado y prolapso.

La Enfermedad Hemorroidal, en grados 1 y 2, requieren tratamientos no quirúrgicos, como escleroterapia, ligadura con banda, coagulación infrarroja o hemorroidectomía.

Distinto caso cuando las Hemorroides avanzan a los grados 3 y 4, que es cuando se requiere remover la vena hemorroidal enfermamediante cirugía para poder poner una solución definitiva.

La cirugía hemorroidal ya no es tan complicada y dolorosa como se cree. En los últimos años se han hecho avances importantes en cuanto al equipo instrumental quirúrgico, las técnicas utilizadas y el manejo del dolor, de modo que el paciente tenga una recuperación adecuada y breve.

La Dra. Frida Gutiérrez es Médica Coloproctóloga, especialista en Cirugía Digestiva, Colon, Recto y Ano, con más de 17 años de experiencia. Actualmente ejerce su práctica privada en el Centro Médico Puerta de Hierro, en Guadalajara; y en el Centro Médico AVE, en Monterrey. Llama a los tel. +52 (33) 3641 · 5399 (GDL) y +52 (81) 8333 · 6699 (MTY) para más información.


Comentarios


Entradas recientes
bottom of page